Técnicas secas

Un pulso al papel

Tienen este nombre porque se aplican directamente sobre el soporte y sus pigmentos se adhieren al papel gracias a su textura, pero precisan la aplicación de un fijativo al acabar el dibujo, de lo contrario este acabaría borrándose o mezclándose.

Se pueden encontrar en forma de barras, forradas o no de madera, como los lápices, y la forma de trabajar con ellas es similar, si bien cada una presenta unas particularidades y unas cualidades propias que hacen que se adecuen más a unos trabajos que a otros.

Son apropiadas para principiantes por su fácil manejo, pero con ellas puedes conseguir acabados muy detallados y realistas,en estos casos su uso implica mayor complejidad.

Muy indicadas para trabajar en escalas tonales por presión del material sobre el papel, por superposición de capas, por texturas o superposición de líneas y por difuminado. También son aptas para el dibujo de línea o para trabajar con manchas, que originarán un dibujo respectivamente más duro o más delicado.

 

  • CARBONCILLO
  • LÁPIZ CONTÉ
  • SANGUINA
  • LÁPIZ DE GRAFITO
  • BARRA DE GRAFITO
  • LÁPÌZ POLYCROMO
  • PASTELES