Técnicas humedas

AGUA COMO BASE

Las denominadas técnicas húmedas, son las que los pigmentos se encuentran diluidos en un medio acuoso o aceitoso, y donde los colores se aplican con pinceles u otros instrumentos de pintura.
 
Son muchas las técnicas húmendas, siendo muy diferentes unas de otras por su tipo de tratamiento y aplicación. La acuarela, pintura acrílica, témperas, óleo o incluso los lápices y ceras acuarelables son algunas de las técnicas que se pueden aprender siempre bajo un soporte de papel rugoso y poroso.
 
Pero no solo incluimos las técnicas que requieran del pincel para su aplicación, sino que también contamos con estilográficas, plumillas, rotuladores, e incluso el aerógrafo.